Vall de la Gallinera

Hace 7 años, estábamos Manu y yo con mi hermana Sonia y Alberto pasando un par de días en la Vall de la Gallinera, en Alicante.

Habíamos encontrado una oferta de una casa rural a muy buen precio y para allá que nos fuimos. El resumen más exacto de esos días es: andar, jugar y pasar calor en la naturaleza. Y es que caminamos y caminamos y caminamos, vimos arte rupestre y bonitos atardeceres, subimos a la Penya Foradà, jugamos a juegos de mesa y pasamos calor, mucha calor. Fuimos recolectando moras, higos y uvas y tuvimos una experiencia muy picante…

En una de nuestras excursiones por la zona, vimos un huerto en el que habían pequeños pimientos y pensamos que nos vendrían muy bien para nuestra cena… Pero el universo nos devolvió con creces el haber cogido algo que no era nuestro. Cuando empezamos a cocinarlos, el humo que empezó a salir parecía que venía del infierno, empezamos a llorar los cuatro como si se acabara el mundo y tardamos unas horas en poder volver a entrar a la casa…

Si tienes la oportunidad de ir por esa zona, la recomiendo, es muy bonita y tiene excursiones de 10, pero recuerda no coger nada que pueda tener dueño.

20-22 de agosto de 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s