Plovdiv. Bulgaria.

Ya te conté parte de nuestro viaje a Bulgaria (Sofia. BulgariaSofia. Bulgaria) y solo me falta la última parte del viaje, en la que visitamos la ciudad de Plovdiv. Es una de las ciudades más bonitas de Bulgaria y la segunda más grande después de Sofia. Según los historiadores es la ciudad habitada más antigua de Europa, ya que su origen se remonta a 4.000 años a.C. Han dejado rastros macedonios, tracios, persas, griegos, romanos, godos, hunos, bizantinos, otomanos…

La aventura ya empezó sólo con intentar llegar hasta allí. Yo lo había mirado todo previamente, pero estando allí no es tan fácil: otra vez el idioma y la escritura nos la iban a jugar… Estábamos en la estación de autobuses y no teníamos ni idea de hacia donde tirar y, de repente, “un buen hombre” nos iba a ayudar. Parecía que el hombre era un trabajador de allí, nos llevó a la ventanilla y nos pidió él el billete, nos indicó el anden dónde teníamos que coger el autobús… pero cual fue nuestra sorpresa, cuando al pedirnos el dinero para pagar, nos pidió más de lo que nosotros sabíamos que valía el billete… En ese momento, fue cuando nos contó que es que él cobraba por ayudar a la gente a comprar los billetes… En fin, que nos chocó bastante, pero tampoco nos  íbamos a poner a discutir ya que nos había sido de mucha ayuda.

Al llegar a Plovdiv llovía bastante, así que fuimos hacia el hotel y nos quedamos un rato allí esperando a que escampara. En la habitación de al lado oímos por primera vez a una pareja que se lo estaba pasando muy bien… y digo por primera porque cada vez que íbamos al hotel, los oíamos dale que te pego.

Los días que estuvimos allí el cielo estuvo gris, con lluvias intermitentes y en algunos momentos intensas. Pero a nosotros no nos paró. Disfrutamos de la ciudad de día y de noche.

Recorrimos gran parte de sus seis colinas y de sus restos históricos, artísticos, arqueológicos y arquitectónicos. Plovdiv es una ciudad para perderse en sus calles y disfrutar de toda la belleza que te puede aportar: sus iglesias, su mezquita, la catedral, el circo romano, el anfiteatro, los múltiples murales que hay por toda la ciudad, las casas…

Ya lo dije en mis anteriores entradas y lo digo siempre que hablo de este país… es un destino al que nunca me había planteado ir, pero al que no me importaría volver. Me encantó y me gusta más cada vez que lo recuerdo.

 

8-9 de marzo de 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s