Senderismo en Quesa

La mayoría de la gente va a las Charcas de Quesa a bañarse y ya está. Pero ya habrás podido comprobar, si eres lector habitual, que nosotros no sabemos hacer eso…. Además fuimos entre semana que no sueltan agua y no están tan esplendidas. Aunque eso no lo sabíamos cuando decidimos ir con la ruta ya buscada.

Empezamos a caminar y a caminar y a caminar. Nos cruzamos con un montón de animales que estaban tomando el sol o refrescándose y nos miraban como diciendo: “Los humanos estos locos dónde van con el calor que hace”. Pasamos por la Cueva Carbó. Disfrutamos de los paisajes y del encanto de la zona. A medio día llegamos al Abrigo del Voro, vimos las pinturas rupestres, comimos a la sombra del abrigo y nos hicimos una mini siesta mientras las hormigas nos rodeaban.

Cuando volvimos a las Charcas vimos a unos que iban sospechosamente vestidos y estaban haciendo algunas fotos y vídeos. Parecía algo bastante erótico-festivo y nos reímos mucho elucubrando. Yo creo que los pobres eligieron ese día pensando que no iba a haber nadie, pero allí estábamos nosotros para fastidiar.

Y así acabamos el día, mientras yo me daba un baño reparador y Manu se pensaba si el agua estaba a buena temperatura o demasiado fría para él…

 

14 de julio de 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s