Pic del Cuquello. Benifairó de les Valls

Desde que Manu y yo nos vivimos a vivir a Benifairó, vemos este pico desde la ventana de nuestro comedor.  Y, desde entonces, Manu tiene entre ceja y ceja que teníamos que subir. Hace un par de semanas, aprovechamos un día para salir a investigar a final de la tarde por detrás de nuestra casa. Subimos por un barranco, en el que los conejos se nos cruzaban sin parar y llegamos a unos campos. Estábamos cerca de nuestro “amigo” el pico Cuquello y empezamos a investigar por  varios caminos a ver si llegábamos. Los resbalones estaban a la orden del día por caminos imposibles. Estábamos a la vez muy cerca y muy lejos. El sol cada vez estaba más bajo. Así que, al final, desistimos. Volvimos por una pista forestal a casa y nos quedamos con la espinita clavada.

Y así seguimos hasta la semana pasada. Antes de que llegara la ola de calor, cuyos días fue imposible salir, aprovechamos las últimas horas de una tarde para salir a investigar más. Esta vez habíamos mirado el mapa una y otra vez para ver si conseguíamos un camino que nos llegara. Nos la jugamos un poco ya que salimos casi a las 21 horas y estaba un poco nublado. En el mapa se veía cerca, pero cuando salimos y vimos el pico nos entro el canguelo de a ver si no nos iba a dar tiempo. Pero somos nosotros. Pusimos el turbo en nuestras piernas y llegamos en unos 45 minutos arriba…

Por el camino volvimos a cruzarnos con montones de conejos y vimos rapaces volar sobre nuestras cabezas… Y cuando llegamos arriba vimos un atardecer precioso y todo el Valle en su máximo esplendor. Cuanto más descubro este lugar, más me gusta.

A la vuelta fue Manu el que resbaló y casi cae, no fui yo, que conste. Tuvimos un momento de tensión en el que se oyó un ruido de ramas producido por un animal grande y un gruñido parecido a un jabalí… como no queríamos comprobar si lo era o no, aceleramos el paso.

Al final, no solo nos dio tiempo subir, sino que además llegamos a casa siendo aún de día. Vivir tan cerca de la montaña es un placer, tener la naturaleza tan cerca, aunque para algunos esto picos sean pocos picos por no superar ninguno los 400 metros de altura. Y es que, no siempre lo más es mejor.

¿Te vienes a nuestra próxima aventura?

 

Más de la Vall de Segó:

Benifairó de les Valls

La Rodana. Faura

Molí de Quart de les Valls

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s