No solo San Isidro. Madrid

Ya te enseñé en Madrid exprés lo que pueden dar de sí unas horas en Madrid.

Este fin de semana he vuelto y, aunque he estado unas horas más tampoco han sido muchas, pero las he disfrutado como nunca.

Para empezar, he viajado en AVE por primera vez y es una gozada poder llegar tan rápido de Valencia a Madrid y, si lo pillas con suficiente tiempo de antelación, a muy buen precio, sobre todo teniendo en cuenta el tiempo que ahorras.

El viernes no hicimos mucho, ya que llegué a las doce de la noche. Y digo, hicimos, porque fui a visitar a mi hermana Sara que desde hace un par de meses vive allí.

El sábado por la mañana fuimos a ver una exposición que no me quería perder por nada: “Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre”  en CaixaForum. La exposición me defraudó, era tal como me la imaginaba. A mi siempre me ha llamado mucho la atención todo ese movimiento artístico que se vivió en París en el siglo XIX… además de poder ver obras espectaculares, la exposición está montada con muy buen gusto. Y, ya que estábamos vimos la exposición “Opera. Pasión, poder y política”. Esta no nos la esperábamos y también nos gustó mucho. Es muy interesantes, además de que te dan una audio-guía en la que no hablan demasiado y puedes oír fragmentos de las óperas de las que van hablando.

Después de esto, comimos y nos fuimos a la Pradera de San Isidro a ver las fiestas. Entre el mercado y la feria todo era folklore y diversión. Me pareció fascinante estar ahí en el césped sentada con la gente haciendo picnic a mi alredor, los niños divirtiéndose y las vistas de la gran ciudad tan cerca y tan lejos al mismo tiempo. Estar allí es como estar en otro lugar. Vimos cosas muy interesantes como “El reciclavel” o el espectáculo “Rolf y Flor en el Amazonas”. Tan solo nos quedamos en el horario familiar y cuando empezó a hacerse tarde nos fuimos para casa porque había que comprar.

El domingo por la mañana estuvimos visitando el barrio, los alrededor de Plaza de Castilla. Rodeamos las Torres Kio y paseamos por el Parque del Cuarto depósito y vimos el mercado del barrio, que es gigante y mucho más barato que los mercados de aquí, aunque suene raro de algo que viene de la capital. Y, por último, paseamos por el Parque de la Ventanilla y vimos las Cuatro Torres.

En definitiva ha sido un viaje de primeras veces: primera vez en Ave, mi primer San Isidro, mi primera visita a la Castellana y a Plaza de Castilla, mi primera vez bajo un rascacielos… He descansado y me he despejado, he hablado mucho con mi hermana pequeña y he disfrutado. Las escapadas así me dan la vida.

¿Tu has tenido alguna así?

Un comentario sobre “No solo San Isidro. Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s