Cullera

La montaña de Cullera es uno de esos sitios que ves desde la carretera un montón de veces, sobre todo cuando tienes una hermana que ha estudiado en Gandía y a la que has ido a visitar muchas veces. La cuestión es que Cullera es un sitio por el que había pasado muchas veces, pero que nunca me había parado a visitar. Aunque había estado en una de sus playas, un poco apartada de la población, justo al otro lado del río Xúquer hacía unos años en una comida, en la que ya pude vislumbrar algunos de sus encantos ocultos.

13 de marzo de 2011

Pero yo no sé ir a ver un pueblo y ya está, yo lo tengo que patear. Así que hace hoy exactamente 3 años, Manu y yo nos calzamos las zapatillas, nos subimos al coche y fuimos para allá. Busqué un ruta para hacer y empezando por la playa, recorrimos un buen cacho para subir a la montaña y hacer un gran recorrido hasta llegar al castillo para acabar visitando todo el pueblo.

Cuando estás arriba es una pasada porque lo ves todo: el mar, la albufera, Valencia al fondo y una inmensidad de montañas cercanas y lejanas. Creo que una de las cosas que más me sorprendió fue descubrir su casco antiguo y su castillo, ya que es una localidad de la que solo se nombran sus playas y de la que solo se ve su montaña con sus letras pintadas y sus altos edificios de apartamentos.

Me encanta descubrir que hay lugares que cuando los paseas, son diferentes a lo que ves a simple vista, sobre todo si vas en invierno, cuando a penas hay turistas.

 

10 de enero de 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s