Belmonte

Durante toda mi vida, cada vez que íbamos a Mota del Cuervo, pasábamos por Belmonte y veíamos su castillo en lo alto, pero nunca habíamos parado a visitar este pueblo.

En diciembre de 2010, las hermanas Calero decidimos quedarnos unos días más por la Mancha, tras nuestra comida anual familiar. Así que uno de los días lo dedicamos a visitar Belmonte. Paseamos por sus calles y visitamos sus monumentos. Belmonte es pequeño, pero tiene su encanto.

Sin embargo, ese año no entramos dentro del castillo, seguramente por racanería. Dos años más tarde, por las mismas fechas, decidimos volver a quedarnos durante unos días más, tras la comida familiar. Esta vez nos quedamos Sonia y yo con nuestras respectivas parejas, con la intención de conocer un poco más el término municipal, pero antes de eso y, como estaba Efrén (el pequeño de la casa), decidimos llevarlo al castillo de Belmonte.

Así todos disfrutamos al sentirnos como en la Edad Media habitando este castillo, que está muy bien acondicionado y cuya visita recomiendo.

2 comentarios sobre “Belmonte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s