Domeño Viejo

Para la aventura de hoy, te tengo que poner en antecedentes porque se suceden varias historias distintas.

Hace tiempo que descubrí que, cerca de dónde solía estar Domeño Viejo había una cascada preciosa y que el paraje que la rodeaba era espectacular, pero aún no había ido a verla y era algo que no recordaba muy bien. Pero este último mes de octubre, he estado haciendo talleres por muchos de los pueblos del Camp del Turia y la Serranía y he conocido gente que vivía en ese ya desaparecido pueblo y he ido descubriendo cosas de su historia. De modo que, cuando Manu y yo empezamos a hablar de preparar una ruta senderista para el día 1 de noviembre en la que invitar a amigos y conocidos a acompañarnos, se me ocurrió que era el lugar perfecto.

La convocatoria no tuvo tanto éxito como otras veces que lo hemos propuesto, pero dos valientes se aventuraron con nosotros. Como era corta, cerca de casa y sencilla decidimos no madrugar demasiado, ya que todos habíamos salido la noche anterior… Así que llegábamos al merendero sobre las 11:45 para empezar a andar.

Yo no sé si era por la lluvia que ha caído este último mes o porqué pero me pareció un paisaje de lo más bonito. Los colores del otoño son una pasada, parece que los verdes son más verdes cuando están acompañados de rojos, naranjas, marrones y amarillos. El paseo por al lado del río es como un sueño, entre las formaciones de las rocas, la vegetación, el sonido del agua… es como si te transportaras a otro tiempo y a otro lugar. Fue un día de inspiración, de dar rienda suelta a los temas de conversación, de inventar futuros alternativos e historias de ciencia ficción… de conversaciones complejas y profundas, de cine, videojuegos, libros, de la vida.

Al pasar por la zona por donde estaba antiguamente el pueblo viejo de Domeño, un aura de tristeza me invadió. Me da mucha pena ver lugares que han desaparecido, porque además no es normal que un lugar desaparezca así, del todo, que no queden a penas restos de lo que fue. Entendí la nostalgia de la que me hablaban hace poco, al recordar los juegos de la infancia por esas calles ya desaparecidas…

Fue un día muy completo y en muy buena compañía, es un placer cuando la gente confía en una para que les guíe por esos caminos del mundo (¡Muchas gracias chicas!). Además de que es un placer demostrarle al mundo los lugares tan bonitos y especiales que tenemos en la provincia de Valencia.

¿Te atreverías a vivir una Aliaventura? No tengas miedo, que la única que se cae siempre, soy yo… (sí, también dejé la marca de mi culo en el barro en el término de Domeño, muy cerca del castillo.)

Un comentario sobre “Domeño Viejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s