Tarragona

En 2010 Manu y yo estábamos empezando nuestra relación y a principios de octubre coincidíamos los dos con un par de días libres, así que decidimos irnos de viaje. Eran pocos días así que teníamos que ir cerca y como ninguno habíamos estado en Tarragona, nos fuimos para allá.

Descubrimos que en Tarragona esos días se celebran “Les Festes del Roser”. Allí cuando hay fiesta los museos cierran, al revés que en la mayoría de sitios, porque las fiestas son fiestas. De modo que no pudimos entrar prácticamente a ningún sitio. Pero tampoco hace falta, ya que Tarragona al completo es un museo lleno de ruinas romanas por todas partes.

Además, al ser fiestas, había cantos populares todo el tiempo y un Mercado Medieval que hizo que nuestro viaje se convirtiera en un viaje gastronómico, así que, entre comida y comida, paseábamos y hacíamos fotos, muchas fotos.

Pero nosotros no nos queríamos ir sin ver el acueducto y nos fuimos a buscarlo, se nos hizo de noche en medio de la montaña y vimos una de las tormentas más bonitas de mi vida… Los rayos nos iluminaban las piedras de los arcos y me hacían sentir una macedonia de emociones indescriptible.

¿Sabes una cosa? Vayas donde vayas disfruta y aprende de lo que te encuentres ya que, aunque las cosas no salgan como tu las habías planeado, pueden ser aún más maravillosas y lo más descontrolado puede ser lo que mejores recuerdos te dé.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s